Ads 468x60px

viernes, 4 de septiembre de 2015

Entrevista a Rubén Navarro



Rubén Navarro es un autor de Algeciras nacido en 1982, aunque actualmente reside en Granada. Desde hace siete años trabaja como cartero, compaginando esta profesión con estudios diversos como el idioma de la lengua árabe. Le encantan las actividades al aire libre (escalada, rafting…) y su nuevo hobby, la escritura.


Si no tardas mucho, te espero toda la vida es su primera novela escrita, y con la que ha cumplido un sueño dando vida a Lucas, el personaje principal.


Hola Rubén, me gustaría darte la bienvenida de parte de todas las románticas a nuestro club, es un placer tenerte con nosotras. Comenzaré la entrevista indagando un poco en ti, ¿te parece?
 
  •  En tres frases descríbenos a Rubén Navarro. Sencillo, noble, y muy muy cabezota
  •  ¿A la hora de escoger un libro, qué genero te llama más la atención? Siempre me han atraído más los libros de género histórico y suspense. Aunque suelo leer de todo

  • ¿Cuándo decidiste comenzar a escribir?  El verano pasado. Tenía que desprenderme de algo en mi interior, y decidí que esta sería la mejor manera. Así que un día me senté delante del ordenador y me dije: “ adelante, a ver que eres capaz de hacer”

  • ¿Por qué una historia romántica? Quizás porque sería esta otra palabra que me definiría bastante bien (aunque no me gusta reconocerlo jeje) y porque es un sentimiento que cada vez es más escaso en nuestra sociedad por desgracia, y a mí me gustaría poder conservarlo.
  • Si no tardas mucho, te espero toda la vida es tu primera novela, ¿cómo surgió la idea? ¿tardaste mucho en acabarla? Surgió de un día para otro. Al principio creía que como mucho conseguiría unos veinte folios como mucho de palabras. Pero conforme iban pasando los días estas hojas iban aumentando. Y lo mejor de todo, es que aun veía que me quedaban bastantes cosas por contar. 
La verdad es que en terminarla no tarde mucho, unos seis meses, pero luego la corrección si me dio bastante trabajo ¡más de diez veces me habré leído el libro! Y siempre encontraba algo que retocar. Tuve que dejar de insistir al final o no acabaría en la vida.
  • Cuando te refieres a la novela afirmas que es como “tu propia historia” porque has añadido detalles personales o personas que se han cruzado en tu vida. ¿Puedes confesarnos algunas de esas similitudes? El personaje por ejemplo tiene el mismo trabajo que yo, las mismas características físicas. Los padres de Lucas y hermanos también me fijé en los míos propios para darle vida. Y por supuesto la relación. No fue ni mucho menos el 100% de cómo el libro lo describe, pero si por ejemplo le daría un 60% realidad, 40 % ficción.
  •  ¿Qué cosas comparte Rubén Navarro con su personaje Lucas? Demasiadas. Yo no me creía cuando en las entrevistas a escritores estos decían que dejaban una parte de ellos con cada personaje que creaban. Pero me he dado cuenta que si es cierto. Lucas comparte los mismos miedos, ilusiones, inseguridades que yo. En la realidad nos llevaríamos bastante bien los dos jeje.

  • Si pudieses escoger un párrafo del libro, ¿cuál sería? La verdad que hay muchos que me han sacado alguna lagrima que otra. Tanto de alegría como de tristeza. Pero me quedo con uno bastante duro, cuando se da cuenta de lo engañado que había estado.
“Tan solo unos minutos de reflexión después de esta llamada me bastaron para darme cuenta de lo equivocado que había estado todo este tiempo. Había estado enamorado de una sirena.
Ese ser mitológico que por su belleza y melodioso canto arrastra al hombre hacia el abismo se fijó en mí, y yo me fijé en ella.
Me dejé engañar por su encanto y palabras bonitas repletas de mentiras. Sin imaginarme que sus intenciones eran muy distintas de las que me hacía creer”
  •  ¿Por qué deberían leer los lectores Si no tardas mucho, te espero toda la vida? Porque es una novela que se aleja de lo que está acostumbrado uno a leer normalmente de este género. Aquí no hay personajes ricos, ni con despampanantes físicos. Tan solo son dos compañeros de trabajo que se conocen y deciden empezar una historia de amor.
 Compañeros con problemas económicos, con problemas de tiempo para poder verse, con problemas de gente que se entromete en la relación. En definitiva, con problemas para seguir adelante que todos hemos sufrido alguna vez. Y por lo tanto, mucha gente se verá identificada en esta historia.
  • En tu historia describes un “amor real”, alejado de la fantasía romántica a la que estamos acostumbrados, ¿crees que los lectores le darán buena acogida a una historia más realista? Creía que no. Pero me he sorprendido bastante de las buenas críticas recibidas. Quizás es por lo comentado anteriormente, mucha gente se siente identificada con esta historia y al leerla recuerda vivencias pasadas.
  •  ¿Eres de los que apuestan por los finales felices? Sí, soy una persona muy optimista y me gusta dejar una puerta abierta siempre. Aunque sinceramente, los finales que no acaban como uno espera, me encantan.
  •  Una vez finalizada la novela, llega el momento de la publicación, ¿cómo te enfrentaste a ello? ¿fue duro? Fue ilusionante. Cada paso que daba para que pudiera ver mi novela la luz me animaba a continuar para llegar hasta el final. Y de este sueño cumplido debo agradecer mucho a mi familia, pareja, y a todas las personas que estaban constantemente apoyándome con su insistencia en redes sociales y llamadas, en que mi libro merecía ser publicado. Y también a dos personas que aparecieron de la nada, y fueron los responsables de que me decidiera a mandar el manuscrito a una editorial. Una de ella es ahora una compañera mía de editorial “Enma H. Fer, y el otro mi agente literario, también autor de varias novelas, David López. A ellos debo de darles las gracias por confiar en mi sin conocerme de nada.

  • ¿Recomendarías Luhu Editorial a un autor novel? Yo estoy gratamente sorprendido con el trato recibido y con las facilidades que me han ofrecido en todo momento esta editorial. No sé cómo trabajaran las demás editoriales. Pero yo he vuelto a confiar en esta para mi segunda novela. Novela que verá pronto la luz con el título “Bienvenida al resto de mi vida” Que sería la continuación de la anterior. Novela que sinceramente, me ha gustado y llenado más realizarla que la primera.
  •  ¿Te has planteado dedicarte por entero al mundo de la literatura? De momento no, es algo que veo demasiado lejano. Además, ahora mismo lo veo como un hobby, no sé cómo me sentiría al saber que estoy obligado a escribir unas líneas al día como mínimo. De momento es mejor tener los pies en la tierra e ir poco a poco.
  • Y por último, ¿tienes un nuevo proyecto en mente? ¿qué nos puedes adelantar? Si, ya terminado y mandado a la editorial. Es la continuación de este. Y lo que puedo adelantar es que comienza con un giro radical de cómo terminó el anterior. Y de que acaba como empieza el primero. Así que dará igual que leas uno u otro antes. Porque el primero termina como comienza el segundo, y el segundo termina como comienza el primero ¿Qué cómo es posible? Solo hay una forma de saberlo. Leyendo los dos jeje.
Pues muchas gracias, Rubén. Desde El Club de las Románticas te deseamos todo lo mejor en esta nueva aventura literaria. Un abrazo.
Muchas gracias a vosotros por esta bonita entrevista y por la labor que hacéis ayudándonos a darnos conocer. Un abrazo muy fuerte, y hasta la próxima espero jeje
 
 
 
SI NO TARDAS MUCHO, TE ESPERO TODA LA VIDA
 
Todo parecía volver a la normalidad en la vida de Lucas. Después de mucho tiempo, había alguien que le volvía a dar sentido a su vida y todo volvía a ser perfecto en ella.

De nuevo, comenzaba a mirar hacia adelante y, lo mejor de todo, con alguien agarrado de la mano.
Se irían a vivir juntos a su piso hipotecado, amanecería abrazado a la persona que deseaba, los fines de semana del verano se irían a la playa para disfrutar de un buen baño, debajo de una sombrilla recién comprada, para poder alejarse de la ola calor que solía caer en la ciudad en esas fechas… En invierno, en cambio, se dedicarían a descargarse una película por Internet, hacer palomitas y pasar el sábado noche abrazados debajo de una manta, escuchando la lluvia golpear en los cristales, y deseando que llegara el final de esta para poder juntarse de nuevo con ella, pero esta vez en la cama.
¿Quién sabe? Lo mismo se plantearía pedirle que se casara con él, ¿por qué no? La quería y ella le quería a él, así que le diría que sí. Se irían a vivir juntos y, al cabo de dos o tres años de matrimonio, tendrían una niña preciosa. Se llamaría Lucía y serían felices para siempre. La historia de Lucas tendría un final feliz, por fin. 

Esto, quizás, hubiera sido lo más fácil de escribir, ¿no? Lo que las películas y libros nos quieren hacer ver que es el amor pero, por desgracia, no siempre es así. No siempre uno recoge lo que siembra y, por más que se empeñe en cuidar la cosecha, esta no va a dar los frutos esperados.

Gente que aparece en medio de la relación para desestabilizarla, un desequilibrio en la balanza de sentimientos entre uno y otro, problemas económicos, miedo a tener una vida juntos, cicatrices —que aún no han cerrado— de amores anteriores.

Todo esto hace que esta historia, la historia de Lucas, no tenga el final esperado. Sufriréis con él con cada página que leáis, porque os sentiréis identificados con sus problemas, con sus inquietudes, ya que… ¿quién no ha luchado por un amor, sobre el cual todo el mundo nos ha dicho que no iría a ninguna parte y, aun así, hemos insistido hasta el final?

Hay situaciones en la vida en las que uno no quiere ver la realidad y se refugia en su mentira. Ya lo decía Groucho Marx: «¿A quién vas a creer, a mí o a tus propios ojos?».
 
 

0 comentarios :

Publicar un comentario

 
Blogger Templates